sáb. Ago 17th, 2019

¿Cuál es nuestra capacidad de almacenamiento?

Nuestro cerebro es probablemente el órgano que más se parece a un ordenador moderno. No sólo puede procesar, asimilar y solucionar diversos problemas, también, gracias a la memoria, podemos almacenar información, usarla, acceder a ella e interpretarla como si de cualquier memoria USB, por hacer una analogía, se tratara.

¿Qué es la Memoria?

La memoria es la capacidad del cerebro de retener información y recuperarla voluntariamente. La memoria es lo que nos permite recordar hechos, ideas, sensaciones, relaciones entre conceptos y todo tipo de estímulos que ocurrieron en el pasado. Aunque el hipocampo es la estructura cerebral más relacionada con la memoria, no podemos localizar los recuerdos en un punto concreto del cerebro, sino que está implicada una gran cantidad de áreas cerebrales. Además, esta capacidad es una de las funciones cognitivas más comúnmente afectadas con la edad.

Almacenamiento en el cerebro

El almacenamiento se refiere a la información retenida en el cerebro, en alguna de las tres memorias posibles: memoria sensorial, memoria a corto plazo y memoria a largo plazo. De esta manera el cerebro maneja la información que recibimos, sin que nos sintamos demasiado sobrecargados de ella. Si algo lo vemos repetido varias veces, por mucho tiempo, es posible que quede en nuestra memoria a largo plazo, mientras otras cosas simplemente están de paso en nuestro cerebro.

La memoria a largo plazo no se encuentra en una zona determinada del cerebro, sino distribuida en la corteza cerebral. Luego de consolidarse, se almacena como grupo de neuronas en la misma zona del cerebro que la generó. Por ejemplo, estará en la corteza visual si es una memoria relacionada con la vista.

De esta manera las memorias se van reconstruyendo y tomando nuevos elementos de las diferentes partes del cerebro, y no se mantienen estáticas. Aunque por momento no recordemos algunos datos, la información sigue allí.

Las neuronas y la memoria

En un estudio publicado en la revista eLife, un grupo de investigadores y colaboradores del Instituto Salk de Estudios Biológicos (La Jolla, California, EE.UU.) asegura haber descubierto que la capacidad de memoria del cerebro humano es un orden de magnitud mayor de lo que se pensaba.

«Nuestras nuevas medidas de la capacidad de memoria del cerebro aumentan estimaciones conservadoras en un factor de 10 a por lo menos un petabyte» según declara Terry Sejnowski.

En otras palabras, el cerebro humano puede ser capaz de almacenar un petabyte de datos, que son 1.000.000.000.000.000 bytes. Eso es suficiente memoria para almacenar 13,3 años de vídeo de alta definición. Google procesa sobre 20 petabytes de datos cada día. Facebook tiene 60 mil millones de imágenes, lo que supone 1,5 petabytes de almacenamiento.

Según explican los científicos, nuestros recuerdos y los pensamientos son el resultado de los patrones de actividad eléctrica y química en el cerebro. Una parte fundamental de la actividad que ocurre cuando las ramas de las neuronas, al igual que un cable eléctrico, interactúan en ciertos cruces, y son conocidos como sinapsis. Un cable de salida (un axón) de una neurona se conecta a un cable de entrada (una dendrita) de una segunda neurona. Las sinapsis serian como voces con las que las neuronas se comunican entre sí.

Las señales viajan a través de la sinapsis como productos químicos, llamados ‘neurotransmisores’, para contar a la neurona receptora si se debe transmitir una señal eléctrica a otras neuronas. Cada neurona puede tener miles de estas sinapsis con miles de otras neuronas.

Futuros desarrollos

El hallazgo se considera preliminar y debe ser confirmado por la investigación futura, pero constituye un importante avance en nuestra comprensión de la neuroanatomía y podría ser un paso hacia la creación de un «diagrama del cableado» completo del cerebro humano.

Además, el hallazgo podría señalar el camino hacia una nueva generación de equipos que combinen un enorme poder de procesamiento con bajo consumo de energía. Debido a la sorprendente eficiencia del cerebro.

Los investigadores han encontrado que el órgano de un adulto despierto consume solo 20 vatios de energía, tanto como una bombilla de luz muy tenue, mientras que un ordenador de características similares necesitaría alrededor de un gigavatio, tal y como afirman en Slate. Este descubrimiento, según esperan sus autores, podría ayudar a los ingenieros a construir computadoras increíblemente poderosas y que consuman poca energía.

Dado que el cerebro contiene varios billones de sinapsis, los investigadores creen que sus cálculos apuntan a una potencia de procesamiento verdaderamente asombrosa. El coautor del estudio Terry Sejnowski explicó en un comunicado que:

“las nuevas medidas de la capacidad de memoria con cálculos conservadores aumentan la capacidad del cerebro en un factor de 10 a por lo menos un petabyte, en el mismo rango que la “World Wide Web” (red informática mundial).

Obviamente, la diferencia entre nosotros y un ordenador radica en que un ordenador recuerda a la perfección absolutamente todo. Sin embargo, el cerebro humano va desechando aquello que ya tiene un tiempo o que no le parece útil. En este sentido se puede decir que la memoria de los ordenadores es más perfecta que la de los humanos.

Aun así, no es probable que alguien use toda la capacidad de su cerebro, porque mientras unas memorias ocupan poco espacio, otras ocupan más. Aunque almacenemos alguna información, otra se borra inevitablemente dejando espacio a nuevos recuerdos.

No podemos borrar información a voluntad, porque es algo que nuestro cerebro realiza sin que nosotros lo estemos analizando constantemente. Los recuerdos emocionales son más probables de quedar grabados, mientras que se nos dificulta recordar detalles poco personales.

La mayoría de la información fue recopilada de: cognifit.com y tendencias21.net

Temática sugerida por: Demian Allen