Mar. Dic 10th, 2019

La teoría de los multiversos

Lo que la teoría del multiverso dice es que no existe un único universo (el que habitamos), sino un sinfín de universos más.

Entonces, ¿Es nuestro universo en su conjunto una pequeña isla contenida dentro de un meta-mundo infinitamente vasto y diversificado? La idea en sí misma no es nueva, pero lo que resulta especialmente interesante es que hoy día emerge, casi de manera natural, a partir de algunas de nuestras mejores teorías físicas. El multiverso no es un modelo, sino una consecuencia de nuestros modelos.

A primera vista, el multiverso parece descansar fuera de la ciencia porque no puede ser observado. Pero lo cierto es que cualquier teoría física de nuestro propio universo, se debe tanto a las fluctuaciones cuánticas fundamentales como a la medición de incertidumbres. Nunca ha sido necesario comprobar todas las predicciones de una teoría, para considerarla científicamente legítima; La relatividad general, por ejemplo, ha sido verificada ampliamente en el mundo visible, y esto nos permite aplicarla a los agujeros de gusano (incluso a pesar de que resulta imposible entrar en ellos para probarla).

Así pues, definir con exactitud qué es un multiverso no es nada fácil. De todas formas, su existencia está más cerca de ser confirmada gracias a los experimentos del Colisionador de Hadrones de Suiza y los datos obtenidos.

Teóricamente, el descubrimiento del bosón de Higgs podría explicar que las partículas elementales formen masa, y que dicha masa se pueda transformar en lo que sea, incluso otros universos, y no solo galaxias.

Universos infinitos

Los científicos no pueden estar seguros de cuál es la forma del espacio-tiempo, pero lo que consideran más probable es que sea plano (en oposición a la forma esférica o de rosca) y se extienda infinitamente. Pero si el espacio-tiempo continúa para siempre, los expertos afirman que, en algún punto, este debe empezar a repetirse, porque solo hay un número finito de maneras en las que las partículas pueden organizarse espacial y temporalmente.

Y si el universo es infinito, entonces se debe dividir en un mosaico de regiones que no pueden verse unas a otras. Esto es así porque las zonas están demasiado lejos para que la luz haya cruzado la distancia. Nuestro Universo tiene sólo 13.800 millones< de años de antigüedad, por lo que cualquier región que se encuentre a más de 13.800 millones de años luz de distancia será invisible a nuestros ojos. A todos los efectos, estas regiones son universos separados.

Así que, según los partidarios de esta teoría, hay versiones infinitas de ti. Alguna haciendo exactamente lo mismo que tú, otra habrá tomado una pequeña decisión diferente, como la ropa que os habéis puesto esta mañana, y otras llevarán vidas completamente opuestas a la tuya.

Universos burbuja

Además de los múltiples universos creados por el espacio-tiempo que se extiende infinitamente, otros universos podrían surgir de una teoría llamada inflación eterna. Después del Big Bang, el universo se fue “inflando” de forma exponencial hasta que se redujo su velocidad y toda la energía se convirtió en materia. Sin embargo, según esa teoría, algunas “burbujas” de espacio nunca se detuvieron, lo cual hace que el Universo se siga expandiendo, lo cual provocaría la creación de distintos Universos que habitan en el mismo espacio, pero separado en el océano de la nada, propuesta por primera vez por el cosmólogo Alexander Vilenkin de la Universidad de Tufts (EE.UU.).

A partir de ahí se crearon universos de burbujas aislados. Nuestro universo estaría ubicado en uno de estos pliegues en los que la inflación se ha detenido, permitiendo la formación de estrellas y galaxias. En tanto, otras regiones continúan expandiéndose y probablemente contienen bolsones con burbujas de universos como el nuestro.

Universos Hijos

La teoría de la mecánica cuántica, que reina sobre el diminuto mundo de partículas subatómicas, describe el mundo en términos de probabilidades, en lugar de resultados definidos, y sugiere otra forma de multiversos. Las matemáticas de esta teoría podrían sugerir que todos los resultados posibles de una situación ocurren, en sus propios universos separados. Por ejemplo, si se llega a una encrucijada donde se puede ir a la derecha o a la izquierda, el universo presente da lugar a dos universos hijos: uno en el que se va derecho, y uno en el que se va a la izquierda.

Y en cada universo, hay una copia de ustedes testigos de uno u otro resultado, pensando (incorrectamente) que su realidad es la única realidad“, escribió el físico de la Universidad de Columbia (EE.UU.) en su libro La Realidad Oculta: Universos Paralelos y las Profundas Leyes del Cosmos.

Universos Paralelos

Otra explicación que surge de la teoría de cuerdas es la noción de universos paralelos que se ciernen justo fuera de nuestro alcance, propuestos por Paul Steinhardt de la Universidad de Princeton (EE.UU.) y Neil Turok del Instituto Perimeter de Física Teórica en Ontario (Canadá). La idea viene de la posibilidad de muchas más dimensiones que las tres de espacio y una de tiempo que conocemos.

La teoría dice que el universo puede vivir en una membrana que es paralela a muchas otras que contienen sus propios universos, todas flotando en un espacio de dimensión superior. Una revisión de esta teoría sugiere que estos universos membrana no son siempre paralelos e intocables, sino que a veces, podrían golpearse el uno al otro, provocando repetidos Big Bangs que resetearan los universos una y otra vez.

Pluriverso y agujeros negros

Un pluriverso mucho más interesante está asociado con el interior de los agujeros negros. Esto conduce a una región del espacio-tiempo en expansión en el interior del agujero negro, que puede ser considerada como un universo.

En este modelo, nuestro propio universo podría haber sido creado por un proceso de este tipo, y podría tener también un gran número de universos descendientes, gracias a sus numerosos agujeros negros estelares y supermasivos.

En este modelo, nuestro propio universo podría haber sido creado por un proceso de este tipo, y podría tener también un gran número de universos descendientes, gracias a sus numerosos agujeros negros estelares y supermasivos. Este hecho podría conducir a una especie de selección natural cosmológica, en la que las leyes de la física tendieran a maximizar el número de agujeros negros (porque este tipo de universos generan más universos del mismo tipo).

Este multiverso –si fuera verdadero- supondría un cambio radical en nuestra profunda comprensión de la física. Las leyes reaparecerían como tipos de fenómenos, y el precepto ontológico de nuestro universo debería ser abandonado. En otros lugares del multiverso existirían otras leyes, otras constantes, otra cantidad de dimensiones; y nuestro mundo sería sólo una pequeña muestra. Si la teoría ya es fascinante, su aceptación implica lo inimaginable. Por ejemplo: Supongamos que la teoría del multiverso es factible. Eso querría decir que hay infinitos universos: Unos con leyes extremadamente parecidas al nuestro, y otros completamente distintos (hasta puede, que sin dimensión temporal).

De entrada, considerar eso supone que, si su cantidad es infinita, la diferenciación entre ellos debe ser incomprensible e inimaginablemente grande, por un lado, y en su otro extremo, ínfima (extremadamente parecidos y casi idénticos entre sí: quizá que uno tiene 1 átomo más que otro).

Si existen en potencia infinitas teorías, leyes, materiales, formas de vida, inteligencias, cantidad de sentidos posibles, etc, en un abanico de posibilidades que se extiende al infinito, cualquier teoría no solo puede ser cierta, sino que necesariamente debe serlo (en algún u otro tiempo y lugar, se da y se cumplen esas condiciones).

El multiverso, una consecuencia

Asimismo, pueden imaginarse multiversos más especulativos, relacionados con un tipo de democracia matemática platónica o con el relativismo nominalista. En cada caso, resulta importante subrayar que el multiverso no es una hipótesis inventada para contestar a una cuestión específica. Simplemente, es una consecuencia de una teoría normalmente construida con otro propósito.

Lo curioso es que esta consecuencia también resuelve muchos problemas complejos y naturales.

Fuentes: tendencias21.net, rpp.pe y nobbot.com

Temática sugerida por: Zeran Zadkiel, Stefany Ardila Diaz y CJ Ortiz Pereira

Más contenido