dom. Sep 22nd, 2019

¿Qué son las Auroras polares?

Las auroras son fenómenos naturales que ofrecen un espectáculo hermoso, y aunque el verde es el color más comúnmente observado, pueden aparecer tonos amarillos, azules, violetas, naranjas y hasta rojos en formas que van desde pequeños puntos luminosos hasta arcos que parecen serpentear en el cielo.

  • 23
    Shares

Las brillantes luces verdosas que decoran el cielo de las regiones más cercanas a los polos son las auroras polares. Pueden ser vistas tanto en el hemisferio norte, donde se les llama auroras boreales, como en el hemisferio sur, donde son denominadas auroras australes (de Aurora, la diosa romana del amanecer, la palabra latina Auster, que significa sur, y la palabra griega Bóreas, que significa norte). Su origen y características son prácticamente iguales, pero las luces del norte han sido más célebres durante años.

Las auroras son fenómenos naturales que ofrecen un espectáculo hermoso, y aunque el verde es el color más comúnmente observado, pueden aparecer tonos amarillos, azules, violetas, naranjas y hasta rojos en formas que van desde pequeños puntos luminosos hasta arcos que parecen serpentear en el cielo.

Su visión es más usual en las regiones cercanas a los polos como Alaska, Canadá y Groenlandia, pero en realidad pueden presentarse en cualquier parte de la Tierra. Incluso han sido vistas en zonas cercanas al ecuador. Y no son fenómenos exclusivamente nocturnos, lo que sucede es que durante el día la luz solar impide ver las luces claramente.

¿Por qué se forma una aurora polar?
Las auroras boreales y australes son resultado de interacciones entre el Sol y la Tierra. La atmósfera del Sol es la corona; se trata de un gas en estado de plasma con partículas eléctricamente cargadas. Cuando la corona solar se mueve y se aleja del Sol, se produce el llamado viento solar, que contiene gran cantidad de electrones y protones.

Ahora bien, las partículas con carga eléctrica pueden chocar con las partículas gaseosas de la magnetosfera terrestre. Para entender esto, es bueno saber que la Tierra posee un campo magnético; se cree que es producido por la carga eléctrica de los materiales del interior de la Tierra. La magnetosfera es un área que rodea el planeta y está formada por unas líneas de fuerza ocasionadas por el campo magnético terrestre. Las líneas de fuerza están más comprimidas en la zona de la magnetosfera más cercana al Sol.

La razón por la que las auroras se producen con más frecuencia cerca de los polos es porque el campo magnético terrestre es más débil justo ahí. Las partículas cargadas del viento solar se mueven a lo largo de las líneas de fuerza de la magnetosfera, pero al chocar con las partículas de gas se producen luces que se perciben de diversas formas y colores, y que el hombre ha bautizado como auroras polares.

Por lo regular, el choque con electrones causa auroras más visibles que los protones, los cuales, al chocar con las partículas de la magnetosfera, originan auroras muy tenues. Cuando los electrones se desplazan a lo largo de la magnetosfera, llegan a toparse en las regiones polares con átomos de oxígeno, nitrógeno y algunas moléculas de la atmósfera terrestre. Entonces, los electrones provenientes del Sol transfieren su energía a la atmósfera y así los átomos y moléculas alcanzan altos estados de energía que posteriormente liberan en forma de luz.

Las auroras boreales y australes suelen producirse a unos 80-500 kilómetros de la superficie terrestre, y a un máximo de 640 kilómetros. El color de una aurora depende de la partícula de gas con la que los electrones choquen. Si colisionan con átomos de oxígeno a unos 96 kilómetros (60 millas) de la superficie de la Tierra la aurora se vislumbra verde; azul o violeta en caso de chocar con nitrógeno a unas 60 millas del suelo, y rojo al colisionar con átomos de oxígeno a unas 150-200 millas (241-321 kilómetros) de altitud.

Al principio, las auroras se mantienen aparentemente estáticas, pero cerca de la medianoche los arcos empiezan a balancearse hasta que durante la madrugada adquieren la apariencia de una nube y pueden desaparecer conforme amanece.

Los mejores momentos y lugares para observar auroras boreales son, evidentemente, durante las noches y en las regiones polares, las cuales gozan de avistamientos durante más de la mitad de las noches en un año.

Ciencia y mitología
Las auroras boreales se observaron y probablemente impresionaron mucho a los antiguos. Tanto en Occidente como en China, las auroras fueron vistas como serpientes o dragones en el cielo.

Las auroras boreales han sido estudiadas científicamente a partir del siglo XVII. En 1621, el astrónomo francés Pierre Gassendi describe este fenómeno observado en el sur de Francia y le da el nombre de aurora polar. En el siglo XVIII, el astrónomo británico Edmond Halley sospecha que el campo magnético de la Tierra desempeña un papel en la formación de la aurora boreal.

Henry Cavendish, en 1768, logra evaluar la altitud en la que se produce el fenómeno, pero no fue hasta 1896 cuando reproduce el en el laboratorio de Kristian Birkeland con los movimientos de las partículas cargadas en un campo magnético, facilitando la comprensión del mecanismo de formación de auroras.

Auroras en otros planetas

Este fenómeno existe también en otros planetas del sistema solar, los cuales tienen comportamientos similares al planeta Tierra. Tal es el caso de Júpiter y Saturno, que poseen campos magnéticos más fuertes que la Tierra. Urano y Neptuno también poseen campos magnéticos y ambos poseen amplios cinturones de radiación. Las auroras han sido observadas en ambos planetas con el telescopio Hubble.

Los satélites de Júpiter, especialmente Ío, presentan gran presencia de auroras. Las auroras han sido detectadas también en Marte por la nave Mars Express, durante unas observaciones realizadas en 2004 y publicadas un año más tarde. Marte carece de un campo magnético análogo al terrestre, pero sí posee campos locales, asociados a su corteza. Son estos, al parecer, los responsables de las auroras en este planeta.

Fuentes: geoenciclopedia.com y es.wikipedia.org

Temática sugerida por: Sergio Martinez

  • 23
    Shares