mié. Sep 18th, 2019

La muerte de Kurt Cobain

1 de marzo de 1994, Terminal Eins de Munich (Alemania). Se trata del escenario que vio por última vez un concierto de la mítica banda grunge Nirvana. La última vez que las canciones Smell like teen spirit, Dumb o Rape me se escucharían en directo con la voz del líder y vocalista de la banda, Kurt Cobain.

Tras terminar el espectáculo, a Cobain le diagnosticaron una bronquitis y laringitis severa que le obligaría a suspender su actuación de la noche siguiente.

Una primera versión trae consigo una serie de hechos cronológicos, en los que Love juega un importante papel. Todo comienza cuando la mañana del 4 de marzo, Cobain amanece con una aparente sobredosis provocada por una combinación de champán y flunitrazepam. Es llevado inmediatamente al hospital, donde pasa el resto del día inconsciente.

Pasado el tiempo, su mujer insistió públicamente en que este incidente había sido el primer intento de suicidio del cantante.

Dos semanas más tarde, Love llamó a la Policía para informar que Kurt había intentado suicidarse de nuevo, tras encerrarse en un cuarto con un arma. Él mismo aseguró que no tenía intención de acabar con su vida, sino de esconderse de su mujer. Cuando los agentes preguntaron sobre el tema, Courtney Love admitió que su marido no había mencionado que quería suicidarse, ni siquiera lo había visto con un arma.

El 25 de marzo, Cobain accedió a ingresar en un programa de desintoxicación en el Centro de Recuperación Exodus en Los Ángeles, California, para acabar con su problema con la heroína.

La noche del 1 de abril, se escapó del centro, y estuvo deambulando durante días por Seattle. Love contrató a un investigador para que hallara a Cobain, y más tarde, rellenó el informe de persona desaparecida haciéndose pasar por la madre de Kurt, sin permiso previo de ésta. También agregó el intento de suicidio y que estaba en posesión de un arma de fuego.

El cuerpo ya inerte de Kurt fue descubierto por el electricista Gary Smith el 8 de abril de 1994. Tenía sólo 27 años. Smith creyó en un principio que estaba dormido, hasta que vio una aparente nota de suicidio en un jarrón de flores. También había una escopeta. Dedicaba la mayor parte de la nota a explicarle a sus fans que no quería seguir en la música. Las últimas líneas estaban dedicadas a su mujer y a su hija.

Existe otra nota de suicidio, que, por razones desconocidas, Courtney Love no ha querido revelar y que quemó antes de que alguien pudiera leerla.

Según la autopsia realizada, la muerte de Cobain fue el resultado de una «herida de bala en la cabeza«, esa misma autopsia estima que el cantante falleció el 5 de abril.

Hay numerosas personas que siguen convencidas de que esta versión oficial no es ni mucho menos real. Una de esas personas es Tom Grant, detective privado que contrató Courtney Love cuando Cobain desapareció tras dejar el centro de rehabilitación. Grant asegura que Cobain quería dejar la música y el grupo, pero no quitarse la vida.

Grant estuvo años investigando cada detalle que rodea la muerte de Kurt Cobain, y en ella relata la doble personalidad de Courtney Love, los errores policiales, y distintas pistas falsas que han llegado a una conclusión, bajo su punto de vista, errónea.

Otra versión, apoyada por muchos admiradores, fans y seguidores del cantante es que fue Eldon Hoke, quien aseguró en una entrevista que Courney Love le había ofrecido 50.000 dólares por matar a Kurt Cobain. Hoke, por cierto, moriría días después de esta confesión en extrañas circunstancias, luego que su cadáver fuera encontrado tirado sobre las vías del tren. El padrastro de Love, para empeorar la situación, afirmó muy tranquilo que su hija había matado al mítico líder de Nirvana. “Espero que no me maten por decir esto, pero estoy convencido de que Courtney tuvo algo que ver con la muerte de Kurt Cobain”, declaró.

Según algunos, existirían varios indicios que indicarían que Cobain pudo haber sido asesinado, como la posición en que se encontró la escopeta y el hecho de que no se encontró ninguna impresión digital en el arma del suicidio.

Además, en un informe de toxicología se mencionó que “el nivel de heroína en la sangre de Cobain era de 1.52 miligramo por litro”, lo que movió al mismo detective Tom Grant a afirmar que Cobain no pudo apretar el gatillo después de haberse inyectado tal dosis de droga. El detective, de hecho, aseguró que el cantante del grupo Nirvana no murió por esta dosis de heroína, sino que la droga pudo ser utilizada con el fin de neutralizar la capacidad de Kurt para simular el suicidio.

Por otro lado, la firma de la carta de suicidio no coincide con otras firmas. Es más, las últimas líneas del texto, dedicadas a su hija y a su mujer, están escritas de una forma diferente, con otro estilo, que indican que fue otra persona quien redactó esas palabras. Justo las palabras que dejan entrever que se trata de un suicidio.

Love aseguró en su día que había encontrado una carta bajo su almohada, carta que no reveló y que quemó días más tarde.

En una cinta de cassette de audio se puede escuchar a Courtney Love hablando de un posible aumento de los beneficios del grupo que lideraba su marido. Hasta entonces marido, porque, tal y como se ha comprobado, estaban a punto de divorciarse.

Puedes revisar una entrevista que tuvo Cooperativa con Tom Grant y conocer más a fondo su hipótesis en el siguiente enlace: cooperativa.cl

Fuentes: lainformacion.com y guioteca.com

Temática sugerida por: Danivc