mié. Sep 18th, 2019

Águila: El señor del cielo

Considerados asesinos elegantes, ágiles, rápidos y muy silenciosos, llegando incluso a matar sin que la víctima se dé cuenta de que está en peligro.

Uno de los animales preferidos por una gran mayoría de personas es el águila. Estos depredadores alados, son asesinos elegantes, ágiles, rápidos y muy silenciosos, llegando incluso a matar sin que la víctima se dé cuenta de que está en peligro.

Características del águila

Las características principales de esta gran ave radican sobre todo en el cuerpo estilizado y aerodinámico que tienen. Las águilas, a diferencia de muchas otras aves, tienen un cuerpo quizás algo más delgado con unas amplias alas y una cabeza pequeña, pero con grandes ojos. Se dice que un águila puede ver, mientras está volando, a su objetivo que se encuentra a varios kilómetros de distancia, siguiéndolo sigilosamente desde las alturas para darle caza. El águila real posee dos puntos focales en sus ojos, uno para mirar de frente y otro para localizar la mirada hacia los costados escudriñando a la distancia. El plumaje por lo general es de un color marrón parduzco, como en el caso del águila real, sin embargo, puede variar mucho según el tipo de águila que vayas a observar, pudiendo ser algunas de un color grisáceo como el águila harpía.

Además de esto, puesto que todas las águilas son depredadoras y por lo tanto carnívoras en potencia, tienen en su poder varias armas que utiliza cuando está cazando y que la hacen un animal muy letal. Por un lado, tiene unas garras grandes y muy poderosas, estas son muy duras y afiladas, con el fin de ejercer de pinza sobre sus presas, consiguiendo aguantarlas mientras vuelan, ya que pueden llegar a cargar con víctimas muy pesadas, hasta más pesadas que ellas. Por otro lado, el pico del águila se curva al final de este, terminando en un filo que le ayudará a separar la piel de la carne interna de la que prefiere alimentarse.

Dónde viven las águilas

Podemos encontrarla prácticamente en cualquier región del mundo, siempre y cuando el lugar donde vivan no sea demasiado frío ni tampoco tenga temperaturas extremas. A pesar de esta amplia distribución, se ha registrado gracias a innumerables estudios que hay mayor proporción de águilas en el hemisferio norte que en el sur.

Cuando hablamos de los ciclos migratorios de las águilas, hay que hacer varias clasificaciones. Existen águilas que cuando llega el invierno suelen migrar hacia lugares más cálidos, yendo por lo general al sur, dejando su zona de nidificación y su nido principal para mudarse a otro secundario que suelen utilizar para este fin. Sin embargo, hay otras que, debido tanto a la abundancia de alimentos como a la temperatura óptima, se han adaptado perfectamente a esos inviernos, quedándose siempre en el mismo lugar durante el resto de sus vidas.

También hay que recalcar entre una de sus curiosidades, que, si una población de águilas siente que ese invierno puede llegar a vivir en perfectas condiciones en su nido principal, se quedarán, puesto que prevén que no tendrán ningún tipo de problemas.

Qué comen las águilas

Tal y como hemos citado en un apartado anterior, las águilas necesitan alimentarse de otros seres vivos para conseguir nutrientes y por lo tanto seguir con vida. La alimentación del águila es muy variada, tanto para una misma especie como si queremos hablar de su categoría en general. Entre la dieta habitual de todas se va a encontrar el conejo, ya que este mamífero se encuentra prácticamente en todos los bosques y zonas en las que el águila vive, y dado su facilidad de reproducción y su abundancia, serán una presa fácil generalizándose para todas estas rapaces. Otras se alimentarán hasta de monos, como el águila comemonos. También son buenas pescadoras, aunque no todas lo hagan, debiendo de estar un nido muy cerca de un río o lago para que se dé el caso.

Como último recurso alimentario, el águila va a alimentarse de carroña, aunque no es lo más habitual.

Cómo nacen las águilas: reproducción del águila

El ave generalmente construye su nido en un lugar remoto, como un alto acantilado en el que no se le puede molestar. Si se decide construirlo en un árbol, elegirá un lugar de 50 a 150 pies por encima del suelo. El nido es construido de palos y se utiliza año tras año.

Son animales que por lo general solo van a tener una pareja en toda su vida, a no ser que muera antes de lo normal, por lo que buscaría en la siguiente época de celo otra pareja. La hembra del águila suele poner como media unos dos o tres huevos, aunque de estos suelen salir adelante uno solo. El motivo de esto es que cuando nace el primer polluelo, es el que va a ser alimentado antes, y cuando el segundo ha nacido, el primogénito ha crecido más y se ha vuelto más fuerte, quitándole toda la comida y la esperanza de vida al resto.

El periodo de incubación también va a variar, puesto que cuanto mayor sea el águila de tamaño, más tiempo durara este proceso. Una vez que han salido, tanto el padre como la madre van a cuidar de sus crías hasta un periodo no mayor de medio año, en el que ya se les ve volando o cazando solos, momento en el que deciden irse del nido paterno para empezar una nueva vida, aunque cerca de estos.

Qué amenazas tiene del águila

Existen muchas especies de águilas que se encuentran en peligro de extinción siendo la causa principal la acción del hombre. El águila, a pesar de ser uno de los únicos depredadores del territorio en el que se encuentra, estando sobre la cadena alimenticia, encuentra muchos problemas ya que poco a poco se están talando y desforestando las zonas en las que suele vivir. De igual modo, se crean carreteras en bosques, poniendo tendidos eléctricos por el campo, haciendo que estás mientras vuelan, choquen y mueran electrocutadas por los cables de alta tensión.

Aunque hay muchas normas de conservación del águila en todos los países y territorios en los que algún tipo se encuentre en peligro, los cazadores siguen disparando a estas aves reduciendo su número cada año.

Simbolismo del águila real

Es considerado el emblema supremo de los dioses, gobernantes y guerreros. Es símbolo de la majestuosidad, valentía e inspiración espiritual. Al ser visto como el señor del aire personifica el poder y la velocidad.

Desde la idea hebrea, la cual dice que él águila podía quemar sus alas en el fuego solar y luego caer al océano para salir con un par nuevo, hace parte del simbolismo bautismal, no sólo en las pilas bautismales, también en los atriles de las Iglesia.

En la iconografía medieval el águila se asocia con la ascensión de Cristo, las alas de la oración, el descenso de la gracia y la conquista del mal. (Existe un mosaico medieval: Un águila peleando con una serpiente es el símbolo del mal derrotado)

Las águilas han sido utilizadas por muchos pueblos como símbolo nacional y especialmente símbolo imperial, mostrando tanto poderío como belleza. Del Imperio romano es que, en general, otros estados han tomado la forma más usual del emblema con un águila; el Imperio bizantino aportó el símbolo del águila bicéfala.

El águila era sinónimo de poder para muchos pueblos antiguos como los Mochica del antiguo Perú, mayas y aztecas.

Datos sobre las Águilas

• Un águila tiene una envergadura de hasta 7 pies. Sus 7.000 plumas pesan alrededor de dos veces más que su esqueleto.

• En el caso de parpadear, las águilas tienen un párpado interior translúcido, o membrana nictitante. Cada 3-4 segundos las diapositivas a través de la membrana arrastran la suciedad y el polvo. El águila calva, una de las águilas más conocidas y el emblema nacional de los Estados Unidos, puede cerrar su párpado interior y luego, cuando sea necesario, puede mirar directamente al sol para detectar a sus presas.

• Las águilas cautiverio han vivido hasta 48 años, pero algunos estiman que, en la naturaleza, donde la vida es más dura, viven menos de 10 años.

Fuentes: