Mar. Nov 19th, 2019

Carrera Mortal: El Guepardo

El nombre guepardo también llamado ( Acinonyx jubatus guépard en francés, ghepardo en italiano y Gepard en alemán) proviene del griego γατόπαρδος gatopardos y del latín medieval gattus pardus, con el significado de «gato leopardo». Por otra parte, chita proviene del hindi chiitaa, que probablemente tiene su origen en el sánscrito chitraka, o «el de los topos”. También llamado chita, en inglés cheetah, es un miembro atípico de la familia de los Felidae (félidos) , es parte de la subfamilia más importante de estos, llamada Felinae , que a su vez pertenece al género de los Acinonyx. Existen varias subespecies llamadas: Acinonyx jubatus hecki (Guepardo del noroeste), Acinonyx jubatus raineyi (Africano oriental), Acinonyx jubatus venaticus (Guepardo asiático), entre otras, siendo estas las más populares o llamativas.

Mide entre 110 y 150 cm de longitud con una cola de entre 55 a 80 cm, el esbelto cuerpo de patas largas del guepardo está diseñado para la velocidad.

Tiene el corazón más grande en comparación con otros felinos lo que le permite bombear la sangre con más fuerza hacia todo su cuerpo.

El guepardo es el animal terrestre más veloz del mundo: corre a una velocidad máxima entre 95 y 115 km/h , Su capacidad de aceleración, que dejaría clavados a la mayoría de los automóviles, le permite pasar de 0 a 96 kilómetros por hora en apenas tres segundos . Este gran felino es sumamente ágil cuando se mueve a gran velocidad y es capaz de hacer giros rápidos e inesperados persiguiendo a su presa. Antes de usar su velocidad, el guepardo utiliza su vista excepcionalmente aguda para rastrear la sabana en busca de indicios de presas, sobre todo antílopes y liebres.

El guepardo es un cazador diurno que se aprovecha de sus movimientos sigilosos y de su característica piel moteada, gracias a la cual puede confundirse fácilmente con la vegetación alta y seca. Llegado el momento, iniciará un sprint hacia su presa y tratará de abatirla. Estas persecuciones le suponen un enorme gasto de energía.Aunque, si no alcanza su presa en menos de unos cuatrocientos metros, abandona la persecución. Es una maravilla de la evolución.

También pueden distinguirse de otros grandes felinos por su tamaño más pequeño, Su fisiología está perfectamente adaptada a la carrera: el corazón, el sistema vascular, los pulmones y las glándulas suprarrenales son de dimensiones superiores a las normales, lo que le permite soportar esfuerzos violentos e imprevistos, su abrigo manchado, cabeza y orejas pequeñas y distintivas “tiras de lágrimas” que se extienden desde la esquina del ojo hasta el costado de la nariz son algunos de los aspectos que distinguen al chita como una máquina de cazar.

El guepardo no puede rugir, a diferencia de las especies del género Panthera: emite un sonido agudo, llamado gañido (el guepardo «gaña»), muy parecido al de algunas aves, para hacer posible el encuentro con otros guepardos o con las crías, en el caso de una hembra tras la caza. El guepardo inició hace 100.000 años una migración que lo llevó de Norteamérica hasta África, su hábitat actual. El guepardo desciende de un ancestro del puma (Puma concolor) y su registro fósil se extiende por Norteamérica, Europa y Asia.

El período de apareamiento va de enero a marzo y tras una gestación de 84 – 95 días, nacen de 2 a 4 crías que son ciegas hasta los 20 días de vida. Sus garras solo son retráctiles como el resto de los felinos hasta los seis meses. El destete tiene lugar a las 6 semanas. A la décima semana, aproximadamente, pierden la larga melena dorsal, característica de los cachorros. Las hembras viven con ellos durante un periodo corto en distinción con otras especies, viven juntos cerca del año y medio y los dos años.

Los jóvenes cachorros pasan su primer año de vida aprendiendo de su madre y practicando técnicas de caza a la vez que juegan. El paso de la vida familiar a la adulta es progresivo y difiere según el sexo. Durante un tiempo, los hermanos y hermanas de una misma camada, rechazados por su madre cuando han alcanzado una madurez suficiente y han adquirido las técnicas necesarias para sobrevivir, permanecen juntos; cazan en grupo y comparten las presas. Más tarde, las hembras jóvenes abandonan una por una el grupo y se instalan solas en un territorio en el que vivirán como sus madres. Su soledad sólo será interrumpida por el breve contacto con los machos durante el celo y luego por la presencia, más prolongada, de las crías, a los que deberá criar y alimentar sin ayuda del macho.

Los machos viven solos o en pequeños grupos, a menudo formados por sus hermanos de camada. En los grupos de machos jóvenes existe cierta jerarquía. Hay un macho dominante que dirige la marcha, elige las presas e inicia la caza. En caso de conflicto con machos exteriores, todo el grupo hace frente a la amenaza de intrusión en el territorio.

Dieta

El guepardo es un animal carnívoro. Suele cazar animales más pesados que él, no se precipita durante la caza. Otros depredadores, como el león cuando está hambriento, desperdician energías corriendo sin mucho éxito detrás de las presas.

Escoge la táctica de caza según el terreno y la situación. Si el terreno le permite acercarse sigilosamente, pondrá en práctica toda su habilidad de felino para atacar desde lo más cerca posible utilizando como ventaja la hierba alta y el amarillo de la sabana.

Comen principalmente gacelas, terneros, impalas y animales de pezuña más pequeños.

Guepardo real

Durante un tiempo, se clasificó erróneamente al guepardo real como Acinonyx rex , como una subespecie del guepardo, cuando en realidad se trata de una mutación que hace que sus manchas del pelaje confluyan en bandas longitudinales y curvas. Esto se descubrió en un Zoo, donde un guepardo real nació de los progenitores “comunes”.

Los primeros datos sobre él fueron dados por indígenas que decían que su ganado era atacado por un felino blanco con rayas negras. Por lo tanto, el nombre científico Acinonyx rex no es válido. El gen recesivo debe ser heredado de ambos padres para que la característica se manifieste, siendo una de las razones por las que es tan raro.

Se publicó en Science la identificación de dicho gen (Taqpep), junto a otro (Edn3) que controla el color de las manchas. Las mutaciones en el gen Taqpep, que codifica una metaloproteasa, son responsables de las manchas de tipo “Blotched tabby” de algunos gatos domésticos (Felis catus) y de las “extrañas” manchas del guepardo real. El gen Edn3 tiene un importante papel en el color “amarillento” de la piel de ciertos felinos. La regulación de la transcripción de este gen durante el desarrollo del feto es responsable de los diferentes tonos de color “amarillento” (que pueden llegar desde tonos claros hasta el negro) de la piel de los felinos.

Estado de conservación

Debido al hecho de que, el guepardo tiene números muy bajos en la naturaleza, existen actos agresivos de conservación con el fin de protegerlos. Existen varias razones por la que estos números han caído tan bajo, incluyen la destrucción de su hábitat natural, la falta de presas y la caza furtiva. Se suman los problemas que genéticamente tienen, el panorama para el guepardo no resulta demasiado alentador.

La mayor parte de los guepardos se encuentra en el este y el sudoeste de África. Se calcula que apenas quedan unos 12.000 guepardos en libertad, y éstos viven bajo la amenaza que supone el que sus hábitats naturales, las sabanas, estén desapareciendo a consecuencia de los asentamientos humanos.

La construcción de viviendas y negocios en el hábitat del guepardo es una razón común, los agricultores y ganaderos deseen utilizar esa misma tierra para sus propias necesidades y matan al guepardo cuando los tienen demasiado cerca, para su comodidad y por el hecho de que su propio ganado puede convertirse en comida para el guepardo. Desde 1990, el Fondo de Conservación para el Guepardo ha sido el líder en este esfuerzo.

Actualmente el guepardo esta en amenazado, encontrándose en la categoría de animales vulnerables.

Artículo enviado por Steven Mora C. para Despertar Sabiendo.

Fuentes:

Más contenido