Mar. Nov 19th, 2019

La naturaleza como parte de todos

Todos sabemos cómo es la naturaleza y hemos visto cómo actúa cuando se pone feroz, ya sea en forma de huracán o quizás en forma de tsunami y muchas veces la hemos visto pacifica como las montañas del Himalaya o una hermosa playa en el caribe. No sabemos cómo irá a responder, lo que sí sabemos es que como la tratemos, ella nos tratará, pero… ¿qué es la naturaleza en sí?

Es, en su magnificencia un estado material capaz de crear vida de lo más sencillo a lo más complejo. Es un mundo lleno de expresiones físicas vivas y muertas. La palabra naturaleza procede del latín natura que significa manera de ser, lo natural, «carácter natural». Cualidad o propiedad de las cosas pertenecientes o relativas a los seres vivos.

Dentro del ámbito natural se conocen estados transitorios que debe pasar cada individuo para cumplir su ciclo, a esto se le llama ciclo de vida, que son: Nacer, Crecer, Reproducirse y Morir. Este último culmina la etapa de cada ser vivo pasando de un estado transitorio a un estado permanente, dando paso a otros seres de su misma especie.

Por otra parte, existe lo que conocemos como desastres naturales que hace referencia a pérdidas materiales, vidas humanas y de especies silvestres tanto de flora como de fauna ocasionadas por eventos o fenómenos naturales o antrópicos.

El desastre natural se considera como desastre producido por la misma naturaleza sin intervención de un segundo factor. Son aquellos producidos por el medio natural, como los geológicos (sismos, terremotos) y los hidrometereológicos como los huracanes, tormentas tropicales e inundaciones. Un desastre de este tipo puede variar según las condiciones climáticas de cada parte del planeta y en ocasiones los desastres llegan en segundos y se llevan gran parte de nuestra historia, dejándonos solo con lo que llegamos al mundo.

El desastre antrópico es provocado por el ser humano, como pueden ser los derrames de petróleo, productos químicos, las guerras, los incendios, los accidentes de avión y de tren. Se da principalmente por intervención del hombre en el medio natural, es el responsable de muchos de los peores desastres en la historia como es el caso radioactivo de Chernóbil o las bombas atómicas de Hiroshima, no sabemos que nos depara el propio ser humano, lo que sí está servido a la mesa es la oportunidad de un cambio individual en el medio natural y que así la naturaleza sea parte de todos.

Artículo enviado por Steven Mora C. para Despertar Sabiendo.

Fuentes:

Más contenido