Mar. Nov 19th, 2019

La Turritopsis Nutricula, el animal inmortal

¿Te imaginas rejuvenecer las veces que quieras y no morir jamás? Hay un animal que lo hace…

Antes de partir queríamos mencionarles que ya se encuentra disponible la nueva versión de la aplicación (1.9.4), disponible en Playstore. Gracias por sus comentarios y recomendaciones 🙂  – Equipo de Despertar Sabiendo.

La Turritopsis Nutricula, se puede considerar como una medusa inmortal. De hecho, esto es algo que no decimos nosotros. Es la propia ciencia la que la considera como un ser vivo que ha alcanzado la vida eterna.

Y es que, como ahora vamos a poder ver con un poco más de detalle, este ser marino es capaz de revertir su ciclo vital. En otras palabras, cuando alcanza su madurez, es capaz de volver a forma de pólipo para volver a ser adulta. Y esto lo puede repetir tantas veces quiera dando lugar a un bucle misterioso pero que es totalmente real.

En teoría, tal y como hemos dicho, este proceso se puede realizar de manera indefinida, lo que le otorga a esta medusa la condición de inmortalidad biológica. No en vano, es el único metazoo conocido capaz de regresar a la inmadurez sexual tras haber alcanzado la madurez sexual.

¿Qué tiene de particular este animal marino inmortal?

La medusa inmortal no muere, sencillamente, porque tienen unas células capaces de realizar la transdiferenciación. Esto proceso no es otra cosa que la capacidad de una célula, distintas a las células madre, para transformarse en otro tipo diferente de célula; o cuando una célula madre ya diferenciada crea células diferentes a las de su ruta de diferenciación.

Explicándolo de otra forma seria como si las células madre que se dedican a crear células para el corazón, pudieran de vez en cuando crear células óseas. Gracias a este proceso se pueden crear las células que hacen falta en todo momento para mantenerse con vida.

Resumiendo, el proceso consiste en la degradación de los tejidos de la medusa hasta convertirse en poco más que un saco de células del que surgirá un nuevo pólipo. Todo comienza con el deterioro de la campana y los tentáculos, tras haberse degradado por completo, se deposita el amasijo de células en el suelo. De aquí surgirán estolones que darán lugar a varios pólipos que crecerán de manera colonial creando clones de sí mismos. De estos pólipos renacerán de nuevo las medusas. Es algo similar al caso de la mítica ave fénix que renace de sus propias de cenizas de manera indefinida.

A pesar de que este proceso que acabamos de describir no ha sido certificado en un medio natural, sí ha podido ser observado en un laboratorio. Es más, este proceso, este caprichoso bucle se ha repetido más de 60 veces sin ninguna clase de problema. Eso sí, a pesar de tener la facultad de la que estamos hablando en estas líneas, la muerte les puede llegar si algún depredador o algún animal de las profundidades marinas termina con ellas.

Características de la medusa inmortal

Taxonómicamente, la medusa Turritopsis nutricula es una especie de hidrozoo hidroideo de la familia Oceanidae. Es originaria del mar Caribe pero ya se está expandiendo por todo el mundo. Esta expansión es debida a los tanques de lastre de los barcos, los cuales, se llenan en el mar Caribe y se desplazan por el resto del planeta. Una vez se encuentran en otro punto del globo, al vaciarse estas medusas se quedan allí.

También se han encontrado medusas inmortales por todas las grandes masas de aguas templadas y tropicales del mundo. Estas masas de agua pueden abarcar desde las aguas de Japón hasta las costas de América Central.

No existe solamente un género de este tipo de medusa. Hay varias especies del género Turritopsis, siendo las más conocidas las Turritopsis nutricula, Turritopsis rubra y Turritopsis dohrnii.

Hay bastante confusión con estas tres especies en particular, ya que la que tiene la fama de ser inmortal es la T. nutricula. No obstante, los experimentos que se han realizado en laboratorio, en los que se ha observado que los adultos son capaces de retornar a la fase pólipo se han hecho con T. dohrnii y, sin embargo, la mayoría de las fotos que se encuentran en internet sobre la medusa inmortal son fotografías de T. rubra, que es muy similar a la T. nutricula, pero más grande.

No obstante, la verdadera medusa inmortal es la Turritopsis dohrnii. Toda esta confusión viene porque es muy complicado diferenciar las especies de Turritopsis entre sí.

¿Cómo es realmente este misterioso animal marino?

La verdadera medusa inmortal, T. dohrnii, es un ser bastante diminuto ya que apenas alcanza el medio centímetro de diámetro. Son muy parecidos a pequeños cubos ya que tienen unas dimensiones muy similares de ancho y de alto.

Recordemos que el cuerpo de las medusas suele estar compuesto por un 95% de agua aproximadamente, así que la medusa inmortal no iba a ser menos. Su pequeño cuerpo es gelatinoso y transparente. El estómago de estos seres marinos es de un color naranja muy brillante.

¿Cómo se reproduce la medusa inmortal?

Respecto a la reproducción, esta medusa sigue el mismo patrón que el resto de sus congéneres, es decir, a través de fecundación externa que da lugar a una larva plánula que se deposita en el fondo y de la que crecen innumerables colonias de pólipos que, posteriormente, se transformarán en cientos de medusas adultas.

Temática sugerida por: Deivit M

Fuentes:

Más contenido