jue. Jul 18th, 2019

Hadas

Intangibles a nuestros ojos tridimensionales, las hadas también forman también parte de la gente menuda. Aunque se ha escrito mucho sobre ellas, nadie puede explicar exactamente como son, si se trata de una leyenda o de una realidad. Hay quienes aseguran que solo los niños pueden verlas y aquellos que conservan la inocencia en su corazón, como cuando eran niños.

En la mitología griega y romana las llaman Hados, pero generalmente en forma de mujer hermosa, que según la tradición son protectoras de la naturaleza, producto de la imaginación, la tradición o las creencias y perteneciente a ese fabuloso mundo de los elfos, gnomos, duendes, sirenas y gigantes que da color a las leyendas y mitologías de todos los pueblos antiguos.

Apariencia de las hadas

Son criaturas etéreas cuyos organismos se componen de extrema delicadeza, capaces de brillar ya que emanan su luz interior o energía que fluye a través de ellas, componiendo ésta a su vez las alas y una hermosa cabellera, que parece flotar en el ambiente.

Ellas no tienen una forma como la entendemos en el mundo físico, ya que en reino astral o microcosmos son como fluidos energéticos, como vórtices de conciencia cósmica, por lo tanto, bajo éste concepto, es la mente humana la que brinda su forma, de aquí la imagen y semejanza, ante los casos de apariciones, siendo ésta una de las teorías más aceptadas dentro del mundo paranormal, respecto de los seres elementales.

Una de sus características más nombradas es la capacidad que tienen de cambiar de apariencia. Según afirman, el cambio de apariencia les supone un notable esfuerzo, un importante consumo de energía, por lo que si adoptan el tamaño de un ser grande no lo pueden mantener mucho tiempo.

Clases de hadas

El Reino de las Hada se divide en 4 grupos, los que corresponden a los cuatro elementos naturales, aunque se habla de un 5º, que correspondería al Éter, donde estarían los Ángeles y otras entidades sobrenaturales.

• Tierra: Driades, Alseides, Anjanas, Damas Verdes, …

• Aire: Fylgiar, Silfos, …

• Agua: Ondinas, Nereidas, Nayades, Xanas, Damas del Lago, Damas Blancas, …

• Fuego: Limniades, Dedos de Luz, …

Procedencia y ubicación

Todas las hadas son seres más complejos que el resto de elementales y provienen de la unión simbiótica entre un elemental de la tierra altamente evolucionado y un elemental igualmente evolucionado principalmente del elemento aire o agua. También pueden ser fruto de la relación de humanos con hadas. Las hijas de esta unión son encantadoras y hechiceras en vida y al morir su parte humana, se transforman en hadas muy poderosas.

Dependiendo de los elementos de su progenitora cada una de las hadas presenta distintas características que las hacen fácilmente reconocibles, pero todas las hadas tienen como elemento primordial al elemento tierra por parte materna y por consecuencia son las cuidadoras de todos los bosques, ya que estos lugares son en donde habitan casi todas.

Amantes de los arroyos, voladoras e idílicas (hermosas), ostentan capacidades extraordinarias, se deslizan por el viento creando pequeños remolinos. Suelen vivir en los árboles, pero también en pequeñas cuevas y es difícil que cambien de un hogar a otro.

Alimentación de las hadas

Se cree que la comida y las bebidas preparadas por las hadas pueden atar a los seres humanos a sus territorios, por lo que, si se les llegara a visitar, solo debe consumirse agua para no quedar atrapados en sus dominios.

Son aficionadas a las frutas, en especial, de las manzanas y las fresas, que cogen directamente de los árboles. Roban trigo a los humanos para preparar pan. De igual forma, son aficionadas a la leche, la cual suelen tomar (sin permiso) de los hogares en poblaciones cercanas, aunque prefieren extraerla directamente de las ubres de las vacas, se encuentren éstas en la pradera o en el establo. Sin embargo, en vista de que les gusta tanto, si se les deja un vaso de leche, suelen agradecerlo bendiciendo al hogar. Su postre favorito es la miel. Utilizan las bayas rojas del serbal para preparar ambrosia o vino. Se dice que esta bebida preparada por manos mágicas concede inmortalidad a quien la tome diariamente. No consumen carne de ningún tipo de animal.

Curiosidades de las hadas

Cuentan que las noches previas al cambio de estación, las hadas salen al exterior a divertirse con sus bailes y danzas, en el apogeo de sus poderes. Según otra tradición, las hadas se materializan en el mundo físico cada cien años con el objetivo de trabajar en composición cromática, o sea, en llenar al mundo de color y pintar todo lo que existe.

En San Juan los espíritus de la naturaleza se hacen visibles. La noche más propicia para encontrar un corro de hadas es la Noche de San Juan, su noche preferida. El día y noche de San Juan (solsticio de verano) es cuando pueden perder su invisibilidad y transformarse en bellas mujeres perfectas físicamente.

Fuente: santuariodelalba.wordpress.com

Temática sugerida por: Alice Brave y Adriana Rudiño