jue. Jun 20th, 2019

Las cárceles más peligrosas del mundo

La prisión no es un lugar que se caracterice por su comodidad, civismo o cortesía. En el interior de estas enormes instalaciones, conviven cada día los delincuentes y criminales más buscados del planeta. Individuos que han cometido delitos penados por la ley y que ahora cumplen su condena. Sin embargo, a pesar de la auténtica naturaleza de este tipo de correccionales, en algunos casos, las condiciones de vida de los reclusos alcanzan una degradación donde el hacinamiento, las enfermedades y la violencia más brutal son el pan de cada día. Una situación que alcanza su máxima expresión en países con un alto nivel de pobreza. Un aspecto que potencia la escasa preocupación del gobierno hacía este importante sistema. Provocando, además, un deterioro inhumano, así como multitud de motines que finalizan en la peor de las tragedias.

Bang Kwang

Apodado el Hotel Hilton, la Prisión Central de Bang Kwang, en Tailandia, se caracteriza porque todos los presos están sentenciados a por lo menos 25 años de cárcel. Aproximadamente el 10% de la población carcelaria está condenada a muerte. Y, por si fuera poco, todos están obligados a usar bolas de hierro atadas a los pies las 24 horas del día. Además, el agua y los alimentos no son suficientes para todo el mundo, lo que impone una ley de la supervivencia entre los convictos; las riñas y los asesinatos están a la orden del día.

ADX Florence

Esta prisión de máxima seguridad en Colorado (EE.UU.) es el hogar de algunos de los terroristas más buscados del planeta y asesinos en serie conocidos. Es considerada por los propios detenidos como una especie de versión del infierno en la tierra. Las células no reciben luz natural nunca y los reclusos están obligados a pasar 23 horas al día recluidos. Detalle: no hay contacto con los otros prisioneros.

Kwan Li So

Vivir en Corea del Norte no suena tan bien. Ahora, vivir en una prisión de Corea del Norte se puede convertir en un verdadero infierno. En Kwan Li So, hombres y mujeres son tratados como animales salvajes. Los detalles son escasos dado el gran secretismo que rodea a este país asiático, pero se cree que las penas de trabajo y la tortura no se limitan sólo a los adultos, sino que también son válidas para los niños pequeños condenados por delitos menores, y que su corta edad no les libra de ser sometidos a torturas y trabajos forzados.

La Sante

La prisión de La Santé es la actual casa del sangriento terrorista Carlos, el Chacal, y ha acogido a dictadores como el panameño Manuel Noriega. Construida en 1867, es la única cárcel que queda en París. Las plagas de ratas, los colchones infestados y las múltiples violaciones, entre otras cosas fueron denunciadas en 2000 por la jefa de cirugía del centro, Véronique Vasseur, que escribió un libro en el que relataba las condiciones en las que vivía la población carcelaria de La Santé, no teniéndose noticias desde entonces de que la situación haya cambiado.

Un estudio realizado por el Instituto Francés de la demografía en las prisiones señaló que el lugar es responsable del mayor número de suicidios en las prisiones de la Unión Europea. En La Sante presos están encerrados 23 horas al día. Factores internos (y deliberados) siempre hacen a la temperatura llegar hasta los 40 grados.

Gitarama

Ser enviado a la prisión de Gitarama, en Ruanda, es lo mismo que tener una pesadilla despierto. El número de presos supera en 20 veces la capacidad de la prisión. No hay espacio ni comida para todos. Por lo tanto, el canibalismo se hace presente en las raíces africanas y son los principiantes los que terminan sirviendo como plato principal. Entonces, al asesinar a uno de sus compañeros obtiene comida y se hacen un espacio en el lugar, matan a dos pájaros de un tiro. Además, sufren continuo abuso de los guardias, incluso llevándolos hasta la muerte

Alcatraz | California, Estados Unidos

Durante sus 29 años de funcionamiento, la penitenciaría alegó que ningún preso escapó con éxito. La escena más violenta se produjo el 2 de mayo de 1946, cuando un intento fallido de fuga de seis presos dio lugar a la denominada “Batalla de Alcatraz”, la cual se saldó con cinco fallecidos. Los reclusos tenían que soportar la tortura psicológica ocasionada por la regla de silencio en donde nadie hablaría a menos que un oficial lo hiciera primero.

Prisión de Diyarbakir | Turquía

Es la institución penal más sádica del mundo, tiene el mayor número de violaciones de derechos humanos a los reclusos. Conocido por un gran número de casos de tortura física y mental, también ganó notoriedad por sus condiciones inhabitables, el abuso sexual de los internos y por incluso encarcelar niños. Para escapar de la situación, los reclusos intentaron huelgas de hambre, suicidios e incluso se prendieron fuego.

Prisión de Vladimir

La Prisión Central de Vladímir es una cárcel para delincuentes peligrosos en Vladímir, una localidad de Rusia, a unos 100 kilómetros al noreste de la capital, la ciudad de Moscú.

Construida en 1783, se hizo tristemente célebre por los presos políticos durante la época de la Unión Soviética. Hoy en día la cárcel es conocida por el abuso que los internos reciben de los guardias. Los prisioneros son forzados a salir de sus celdas, obligados a poner sus manos en la pared para recibir golpes y luego son arrastrados a sus celdas, mientras que otros terminan muertos. Como si esto no fuera suficiente, también les ordenan a golpearse mutuamente.

Campo 22 de Hangyong

Todo el mundo conoce la existencia de los campos de concentración en Corea del Norte. Está totalmente aislada de la sociedad gracias a sus inmensas murallas de acero. Sin embargo, esto provoca que la violencia y la criminalidad se conviertan en algo habitual y sin ningún tipo de impunidad. Allí, tanto los presos como sus familias son encarcelados de por vida, para después ser torturados, desfigurados y mutilados.

Diyarbakir

Símbolo de la tortura y represión, la cárcel de Diyarbakir, en Turquía, es el lugar al que a nadie le gustaría ir por el robo de una manzana. La falta de alimentos y la violación a los derechos de sus inquilinos han provocado que miles de presos se suiciden. Las formas son variadas, pero la mayoría muere incinerada al incendiar su propio colchón.

Fuentes: oncenoticias.hn, theclinic.cl y diariocorreo.pe

Temática sugerida por: Santiago Loaiza