jue. Jul 18th, 2019

¿Por qué tu perro tiene ese comportamiento? II

Aunque hoy son animales domésticos, son una subespecie de los lobos. De ellos heredaron, aparentemente, esos extraños comportamientos. A continuación, te traemos la segunda parte de esta categoría.

Comprender el comportamiento de nuestro perro es fundamental para establecer una relación afectiva y satisfactoria con él. Aunque los perros no hablan, conocer su lenguaje corporal, gestos y actitudes, nos puede ayudar a comunicarnos con él, y reaccionar en consecuencia.

Los perros, igual que los humanos, atravesamos distintos estados de ánimo en función del momento y la situación. La tristeza, la alegría, el miedo o la inquietud, son algunas de las sensaciones que compartimos con nuestras mascotas.

¿Por qué mueven la cola?

El movimiento de su cola es uno de los factores que más pistas pueden facilitarte sobre el estado de ánimo de tu perro. Si menea la cola y el trasero eufóricamente, te está transmitiendo su alegría. Si por el contrario, el movimiento es lento, significa cautela. Y cuando observes que esconde la cola entre sus patas, no dudes que siente cierto temor o miedo.

¿Por qué los perros se contagian el bostezo de los humanos?

Al igual que las personas, los perros pueden contagiarse los bostezos. Un estudio en la revista Biology Letters dice que este «contagio emocional» es completamente normal y una señal de empatía. Otro estudio de la Universidad de Helsinki sugiere que los perros pueden sentir cuando sus propietarios están molestos. Otro estudio encontró que los perros responden de manera similar a las personas cuando oyen llorar a un bebé humano.

¿Por qué los perros se alejan de nosotros cuando tratamos de abrazarlos?

Una psicóloga que estudia el comportamiento canino encontró una tendencia preocupante en 250 fotos de personas que abrazan perros: los perros no estaban contentos. Según Julie Hecht, hay tres signos comunes de estrés en los perros: apartar la cabeza de lo que los está molestando, mostrar la parte blanca de los ojos, levantar o bajar las orejas. Aun así, algunos perros pueden tolerar un abrazo, especialmente si se trata de una persona cercana. Mejor ráscale la panza.

¿Por qué los perros se esconden detrás de las piernas de la gente?

La investigación del comportamiento sugiere que los perros son los únicos animales domesticados que interactúan con sus seres humanos de una manera similar a la forma en que los bebés humanos interactúan con sus padres. A diferencia de los gatos o caballos, los perros que tienen miedo buscan ayuda de sus dueños, de la misma forma en que un niño pequeño busca a sus padres. Por el contrario, los gatos se esconden.

¿Por qué los perros lamen?

Los perros utilizan también el lamido para comunicarse contigo. Si tu perro te lame, está tratando de saludarte e incluso de transmitirte su cariño y lealtad. También puede hacerlo para llamar tu atención, e incluso para intentar rescatar restos de alimento. Este último aspecto es debido a la costumbre de los cachorros de lamer el hocico de su madre para que les suministre comida si la regurgita.

¿Por qué los perros persiguen a los autos?

Los perros, o, más precisamente, sus antepasados, eran cazadores, por lo que atrapaban todo lo que se movía lanzándose hacia las patas de su presa para inmovilizarlas. Este instinto, al igual que muchos otros, habría pasado de generación en generación alcanzando a los animales domésticos que, al no necesitar de la caza para conseguir su comida, pacificaron su instinto depredador, pero sin extinguirlo del todo.

Al ver un automóvil en movimiento, los perros lo persiguen porque es una especie de presa que deben atrapar, aunque por su domesticación surge más bien como forma de diversión o de distracción.

De todos modos, algunos especialistas relacionan este comportamiento como una neurosis o manía. También lo vinculan con un “sistema de defensa” ante lo desconocido. Así, al relacionar el ruido y movimiento de los coches con un objeto peligroso surge el instinto de ladrar y “atacar” al vehículo.

Tirar la correa

Los perros tiran de la correa por distintas razones: entusiasmo por llegar al parque, seguir un rastro, querer llevar a su propietario a distintos lugares, inseguridad y querer llegar a sitios seguros lo antes posible… Algunos estiran sólo porque tienen algo contra lo que estirar: la presión del collar invita a la contrapresión, y al final todo se convierte en una batalla de fuerza por la simple razón, en primer lugar, de que el perro lleva una correa puesta.

Algunos de estos perros pasean tranquila y alegremente al lado de su propietario si no llevan una correa puesta, pero hay lugares donde no se puede evitar ir sin la correa (por razones legales o de seguridad), y aquí empiezan los problemas.

Algunos perros empiezan a tirar cuando quieren conocer a otros perros. Si les mantenemos sujetos pueden acabar frustrados, y si se frustran pueden empezar a enfadarse, especialmente porque se vuelen más competitivos cuando empiezan a crecer.

¿Por qué no dejan de oler a las personas?

Al igual que otros animales, los perros obtienen información acerca de su entorno en base a lo que huelen. Algunos estudios sugieren que los perros disfrutan el olor de “sus” humanos, es más, en un estudio reciente encontraron que cuando los perros fueron expuestos al olor de una persona cercana, sus cerebros lo interpretaban como recompensa. Cuando los perros olieron el olor de la persona familiar, una parte de su cerebro vinculada con la recompensa mostró mayor actividad.

¿Por qué los perros se emocionan cada vez que decimos “vamos”?

Los perros pueden aprender comandos, especialmente si son frases cortas o palabras. Esto se da por condicionamiento. Cada vez que les decimos “vamos”, los sacamos a pasear, lo que corresponde un reforzador (a menos que exista un perro al que no le guste salir a pasear). No solo eso, los perros aprenden a identificar conductas como ponernos los zapatos, agarrar la correa o hacer algún tipo de rutina previa a salir.

¿Por qué los perros nos miran tanto a los ojos?

La cantidad de tiempo que tu perro te mira a los ojos da información sobre qué tanto entiende tus emociones. Un estudio encontró que los perros miraban más tiempo fotos de otros perros cuando sus expresiones faciales coincidían con el tono emocional de un sonido que se ponía al mismo tiempo que miraban las fotos, esto quiere decir que una mirada persistente indica que el perro está analizando el tono emocional (asociado a los sonidos) que provienen de ti.

Fuentes: i-perros.com, lavoz.com.ar y sophimania.pe