jue. Jul 18th, 2019

Sueños lúcidos

¿Has deseado hacer lo que quieras en tus sueños? ¿Poder volar, tele transportarte, tener súper poderes o incluso estar con alguien a quien extrañas mucho?

Si la respuesta fue si a alguna de estas preguntas, entonces déjame decirte que puedes lograrlo.

Los sueños lúcidos son sueños en los que eres consciente de que estás experimentando un sueño y de las posibilidades que tienes mientras estás soñando. Es decir, dejas de ver tus sueños como una película y pasas a ser el protagonista de esta.

Eres capaz de ver, analizar y razonar todo lo que te rodea, algo que normalmente en un sueño no haces, simplemente aceptas que todo es normal, incluso cuando no lo es. Bueno, un sueño lúcido es distinto porque es una mezcla entre realidad y sueño.

En pocas palabras, te das cuenta que estás soñando y por ende tienes el control de todo.

Fascinante, ¿no?

Estos sueños suelen producirse inconscientemente mientras las personas duermen a lo que se le llama “sueño lúcido iniciado desde el sueño”, aunque también es posible inducirte a estos sueños antes de dormir.

Pero, ¿Por qué se producen?

Esto es un estado intermedio entre el sueño, donde la consciencia casi se desconecta, y la vigilia está a pleno funcionamiento. Es decir, el lóbulo frontal no está totalmente dormido.

Tienen lugar durante la fase REM de nuestro descanso, la más profunda de los 5 ciclos que generalmente componen el sueño.

¿Cómo puedo detectar que estoy en uno?

Las primeras veces serán complicadas pero al paso del tiempo serán sencillas.

Notarás que todo se vuelve más detallado, es decir, las cosas ya no las verás borrosas como antes, los sonidos se oyen más claramente y comienzas a cuestionar un poco de porque estás viviendo eso.

¿Quieres experimentarlo?

Sigue estos consejos:

1.- Antes de dormir repite la misma frase, por ejemplo: «Tendré el control total de mis sueños» o “Estoy en control de mis sueños”.

2.- Despierta durante la fase REM, así estarás consciente cuando vuelvas a dormir. Para ello puedes poner una alarma a los 90 minutos después ir a dormir y déjala lejos de tu cama, así cuando suene te levantas, la apagas, vuelves a dormir y estarás consciente.

3.- Toma nota de tus sueños. Es una práctica muy común entre los soñadores lúcidos.

Tomar nota de cada sueño que tengas te ayuda a recordar lo que hiciste y con el tiempo notarás que siguen un patrón. Pero ojo, no basta solo con anotarlos, debes leerlos cada noche antes de dormir.

Para aplicar bien este consejo debes ser disciplinado y no levantarte apenas despiertes. Despierta normalmente pero quédate en la cama reflexionando tu sueño, recordando los pequeños detalles y luego anótalas.

4.- Preguntante mientras estás despierto si acaso estás soñando (puede sonar tonto pero hazlo). Cuestionarte la realidad te ayuda a también cuestionarte los sueños. Vuélvelo una práctica diaria, “¿Estoy soñando?”.

Y compruébate que no lo estás haciendo, como por ejemplo puedes leer algo, mirar el reloj o incluso verte las manos, si eres capaz de hacer esto entonces estás en la realidad (o en la matrix pero ese es otro tema).

En los sueños estas cosas tan comunes no son posible de realizar a la perfección, ¿recuerdas algún sueño donde te hayas podido ver las manos o los pies sin que hubiese una distorsión por medio?

5.- Utiliza alguna app que te ayude a inducir a los sueños lucidos. Muchas de estas hacen uso de sonidos o incluso luces que se activan cuando te encuentras en la fase REM, ayudándote a ser consciente de que estás durmiendo.

6.- Medita.

Sí, la meditación es un método efectivo pero muy difícil de conseguir si no tienes práctica. Además de ayudarte en la canalización de energías, relajación a nivel mental y a nivel físico, también te ayuda a poder controlar los sueños.

Como experiencia personal puedo decir que estos métodos si funcionan y la sensación que produce un sueño lúcido es maravillosa.

El poder de tu mente es gigante y no solo te ayuda a vivir aventuras que quizás nunca hagas en la vida real o no eres capaz de lograrlas (como volar por cuenta propia), también te ayuda a ser más creativo.

Para terminar, sé consciente (literalmente hablando) de lo que haces, los sueños lúcidos son extraordinarios pero también se pueden volver una especie de adicción (obviamente solo si abusas mucho).

Recuerda que todo en exceso es malo, si llevas esto a un exceso puedes perder la alineación con la realidad, querer exceso de control o incluso peor de todo, creer que tu sueño es real (pensar que ha sucedido en la vida real y actuar como si fue así).

Una película que te ayudará a entender, entretenerte y aumentar tus ganas de tener estos sueños es Inception (el origen, en español), protagonizada por Leonardo DiCaprio y estrenada en el año 2010.