dom. Abr 21st, 2019

Gonjiam: El hospital psiquiátrico más terrorifico

Situado en Gyeonggi-do, el hospital es utilizado como herramienta turística tanto para nativos como para extranjeros interesados. Durante el año consigue las visitas de unas 1000 personas curiosas a pesar de que el lugar no tiene indicaciones de tráfico para localizarlo en sus alrededores.

  • 12
    Shares

Se encuentra ubicado en Gyeonggi-do, región de Sudogwon, Corea del Sur, y lejos de ser un ostentoso recinto, las puertas oxidadas y ventanas rotas que adornan el desquebrajado edificio han convertido al hospital psiquiátrico de Gonjiam en uno de los destinos turísticos más terroríficos de Corea del Sur.

A juzgar por su apariencia, el lugar parece estar abandonado desde hace un poco más de cien años, sin embargo, la realidad es que esto solo ocurrió al finalizar la década de 1990. El aura que los citadinos dicen percibir del lugar está acompañada de múltiples mitos y leyendas que lo hacen bastante llamativo, por lo que al año recibe la visita de más de mil personas curiosas a pesar de que el lugar no tiene indicaciones de tráfico para localizarlo en sus alrededores y los residentes tampoco se ofrecen –voluntariamente- a indicarles el camino.

En el año 2012, CNN Travel, nombró al hospital psiquiátrico de Gonjiam como uno de los siete lugares más extraños del planeta, consiguiendo que las visitas al sanatorio se incrementaran y las historias que lo rodean fueran mucho más oscuras y siniestras.

Este sanatorio solía atender a decenas de pacientes que sufrían enfermedades psiquiátricas y requerían ser internados. Se cree que en 1996 comenzaron a morir sus pacientes uno detrás de otro, sin causa justificada aparente. A pesar de las intervenciones que se realizaron, no pudieron percatarse de la presencia de homicidios violentos o por envenenamiento, no pudieron comprobar la presencia de un doctor o enfermera demente que se dedicara a matar a estos pacientes, ni tampoco hallaron el suicidio como la causa, así que la única opción que encontraron fue desalojar el sitio y evidentemente, abandonarlo.

No existen informes que hablen sobre la explicación de dichas muertes. Por lo tanto, se crearon rumores de la existencia de fantasmas en el lugar o de ruidos que explicarían dicha existencia. Sin embargo, otros dicen que el cierre del hospital se debió a aguas residuales, lo que hizo que el director huyera a los Estados Unidos sin realizar ningún papeleo del edificio y del terreno. También se comenta que el dueño estaba loco; que hacía experimentos con los pacientes y que los mantenía como prisioneros. Pero cualquiera que sea el caso, en 1996 el dueño decidió cerrar sus puertas y huir a Estados Unidos.

Con tan solo ver el edificio por el exterior de un color gris y aspecto desgastado ya te has de imaginar cómo está por dentro, la fachada pareciera que fuera a caerse a pedazos por el moho y la vegetación que se encuentra alrededor el lugar. Pero el exterior no es lo que más aterroriza, sino es el interior el que pareciera ser perfecto para filmar una película de terror.

En el lugar aún hay gran cantidad de muebles destrozados. La mayoría de las ventanas están rotas y todavía se pueden encontrar algunos trozos de cristal por él suelo, incluso se mantiene ropa del personal que trabajaba en el hospital, como es el caso de la oficina del director, que conserva la bata y unas notas adhesivas que informan del desalojo inmediato del lugar.

Los largos y aterradores pasillos que comunican las habitaciones son oscuros y con poca iluminación, con los techos caídos. Además, en algunas paredes se pueden ver garabatos dibujados por niños que posiblemente eran pacientes de esa época. Los lugareños comentaban sobre cómo se podían escuchar murmullos o los quejidos de aquellos pacientes que no sobrevivieron y murieron en el recinto.

El edificio ya resulta ser atemorizante a plena luz del día, ahora imagínalo a la media noche, cuando todo está en completa oscuridad, cuando el único sonido que escucharas es el viento pasando por las ramas de los árboles y por esas tantas habitaciones vacías, o quien sabe, tal vez a esas horas no estén tan vacías….

Tan famoso ha sido este Hospital abandonado que es considerado el tercer lugar más aterrador en Corea del sur y el séptimo en todo el mundo.

Sin embargo, para los que somos menos atrevidos y sólo deseamos sentir el miedo desde la comodidad de un sofá o una butaca, llega la cinta Gonjiam: Haunted Asylum (Gonjiam: Psiquiátrico Maldito, 2018), del director Jung Bum-shik.

La película cuenta la historia del suicidio masivo que llevaron a cabo los pacientes de este hospital en 1996, hecho que provocó la misteriosa desaparición del director del asilo. Ahora, un grupo de jóvenes dueños de un programa de terror deciden adentrarse en el lugar con la esperanza de grabar algunos fantasmas; lo que ellos no saben es que se han instalado algunos trucos y trampas para hacer su experiencia aún más aterradora con tal de conseguir una mayor audiencia. Sin embargo, conforme pase la noche se irán revelando oscuros y tenebrosos secretos.

Fuentes: sites.google.com, cineoculto.com y hanadultak.com

  • 12
    Shares

Categorías