mié. May 22nd, 2019

Jack el Destripador

Jack El Destripador es el nombre dado a uno de los asesinos seriales más famosos de la historia, quien se cree tuvo al menos cinco víctimas en el área de Whitechapel (Londres) en la época de 1888. La verdadera identidad del asesino nunca fue revelada, y el misterio del caso ha despertado el interés de miles de personas en todas partes del mundo.

La llegada masiva de inmigrantes irlandeses, rusos, y de otros países del este de Europa colmó Londres hasta llevarla al punto de la sobrepoblación, las condiciones de vivienda y hábitat rozaban prácticamente en la pobreza. Los crímenes, el alcoholismo, y la prostitución también eran bastante comunes en el este de Londres para esa época, y le dieron a la zona una mala reputación caracterizada por la inmoralidad y el pecado, que luego fueron personificadas en Jack El Destripador y sus crímenes.

Las cinco víctimas de Jack El Destripador que se cree fueron asesinadas en el lapso de 12 semanas. Todas ellas prostitutas, y fueron brutalmente mutiladas, excepto una. Las habilidades quirúrgicas del asesino han generado muchas especulaciones y hay quienes aseguran que se trataba de un doctor o un carnicero. Las víctimas fueron las siguientes:

• Mary Nichols::31 de Agosto de 1888 – Fue descubierta en Buck’s Row (actualmente Durward Street, Whitechapel).

• Annie Chapman: 8 de septiembre de 1888 – Descubierta en el patio trasero de 29 Hanbury Street, Spitalfields.

• Elizabeth Stride: 30 de septiembre de 1888 – Descubierta en el Dutfield’s Yard de Berner Street (actualmente Henriques Street, Whitechapel).

• Catherine Eddowes: 30 de septiembre de 1888 – Descubierta en Mitre Square en la Ciudad de Londres.

• Mary Kelly: 9 de noviembre de 1888 – Descubierta en su casa, 13 Miller’s Court, de Dorset Street, Spitalfields.

Mientras muchos creen que el Destripador murió, fue encarcelado, o emigró luego de esos cinco asesinatos, los oficiales de la policía añadieron posteriormente cuatro víctimas más a su lista:

• Rose Mylett: 19 de Diciembre de 1888 – Descubierta en Clarke’s Yard, High Street, Poplar

• Alice McKenzie: 9 de Julio de 1889 – Descubierta en Castle Alley, Whitechapel

• The Pinchin Street torso: 10 de Septiembre de 1889- Descubierto en Pinchin Street, Whitechapel

• Frances Coles: 13 de febrero de 1891 –Descubierta en Swallow Gardens, Whitechapel

A pesar del arduo trabajo realizado por las autoridades y las más de 2000 personas que fueron entrevistadas, la policía nunca halló al culpable. La tecnología forense y policial de la época claramente no era tan avanzada como la que existe en la actualidad, y el East End de Londres estaba repleto de laberintos y callejones que hacían de la investigación una misión aún más complicada.

La extensa lista de sospechosos incluye prácticamente a cualquiera que se haya encontrado remotamente vinculado al caso, así como a algunos otros que casi con total seguridad no tenían nada que ver con estos crímenes, como por ejemplo el nieto de la Reina Victoria, Lewis Carroll.

El aspecto del caso que ha generado bastante interés son las cartas enviadas por el asesino a la policía y a los periódicos. La más famosa de estas cartas fue titulada «Querido Jefe», y estaba firmada por «Jack El Destripador», dando así al asesino el apodo legendario por el que se le conoce aún en la actualidad.

Aunque son muy altas las probabilidades de que esta carta realmente no haya sido escrita por el asesino sino por algún periodista para generar más interés en el caso (objetivo que claramente fue alcanzado), la existencia de esta carta desató el envío de cientos de cartas similares que estuvieron cerca de sabotear por completo las investigaciones policiales.

Diversas películas y series de televisión han estado inspiradas en Jack El Destripador (por ejemplo, «Ripper Street» de la cadena BBC), pero ¿qué es de este caso tan especial que continúa interesándonos aún después de 130 años? Después de todo, Jack El Destripador solo asesinó a cinco personas, eso no lo convierte en el asesino serial más macabro de todos los tiempos, pero entonces ¿cómo es que todos conocemos su nombre?

Existe una razón para esto, y es que los periódicos de aquella época se enamoraron completamente de esta historia. Los asesinatos contaron con una gran cobertura de los medios tanto locales como regionales y extranjeros, logrando que la historia fuese conocida alrededor del mundo.

Algunos casos logran captar la atención pública y que todos se interesen en lo que sucede, tal como ocurrió con el caso de O.J. Simpson en la década de los 90. El nombre «Jack El Destripador» (que fue posiblemente creado por algún periódico) reafirmó la infamia de este criminal y lo convirtió en una figura de culto.

Aficionados e investigadores han tratado durante años de determinar el nombre del asesino, pero tras 126 años de búsqueda, por fin se ha resuelto el misterio.

La persona que cometió los crímenes fue un polaco judío llamado Aaron Kosminski, que emigró a Londres, revela el diario británico The Daily Mail.

Las pruebas a unas muestras de ADN hallado en un chal que se encontró junto al cuerpo de Catherine Eddowes, una de las víctimas, han podido confirmar que Kosminski, uno de los seis sospechosos de los crímenes, era efectivamente ‘Jack el Destripador’.

El empresario Russell Edwards compró la prenda en una subasta y con la ayuda de Jari Louhelainen, experto en análisis de material genético, hizo el histórico hallazgo.

Louhelainen consiguió extraer muestras de ADN del chal tras 130 años. Las comparó con el ADN de los descendientes y familiares de Eddowes y del sospechoso. Los resultados confirmaron que, sin lugar a dudas, la tela tenía restos de ambas personas.

Investigadores señalan que tenía 23 años cuando cometió los asesinatos y que era esquizofrénico. Fue internado en un centro psiquiátrico y murió allí a los 53 años.

Dato extra:

No es la primera vez que alguien afirma haber identificado al misterioso asesino que inspiró un gran número de obras de ficción. En 2011, el exdetective de homicidios británico Trevor Marriott reveló, tras una exhaustiva investigación, que el comerciante alemán Carl Feigenbaum habría sido en realidad ‘Jack el Destripador’.

Un año más tarde, en 2012, el matemático uruguayo Eduardo Cuitiño dijo que el autor de las matanzas fue Stephen Herbert Appleford, un cirujano con coeficiente intelectual superior a la media.

Gran parte de la información expuesta fue rescatada de distintas fuentes, tales como: actualidad.rt.com, muyhistoria.es, elconfidencial.com y strawberrytours.com

Temática sugerida por: Tatiana Zamora